Numerosos sacerdotes, religiosas, laicas y laicos de más de 60 instancias entre las que se encuentran la Conferencia de Obispos del Brasil, la Comisión de Justicia y Solidaridad del CELAM, diversas  congregaciones, movimientos y organizaciones de trece países de América Latina, reunidos en Brasilia en ocasión del Seminario Internacional “Iglesia y Minería” realizado los días 02 al 05 de diciembre del 2014,  se han pronunciado  en torno a la realización desde el día primero de diciembre, de la Conferencia Mundial sobre el Cambio Climático – COP 20 en Lima, Perú. En un pronunciamiento firmado el 5 de diciembre y dado a conocer el 10 de diciembre señalan que:
“Una vez más gobernantes, funcionarios y tomadores de decisión de los países de todo el mundo se reunirán, esta vez en nuestro continente, para discutir sobre las medidas que el mundo debe asumir para superar los graves problemas de calentamiento global que están generando el cambio climático en el mundo.
Es necesario e imprescindible, para mantener un mundo viable hacia el futuro, habitable para nuestras próximas generaciones, que todos los países del mundo, pero en especial los países industrializados, asuman medidas urgentes a nivel político, económico y social para mantener la temperatura global en niveles menores al 1.5 grados la año 2100, a fin de no generar efectos catastróficos.
No se puede aceptar nuevamente en la COP 20, que los países industrializados mantengan la idea de la inviabilidad económica en la rebaja de la producción para la reducción de emisiones, pues éstos nunca asumieron el compromiso de la reducción de emisiones, por la lógica de mantener el crecimiento en base al consumo ilimitado.

Para ello es necesario que los países del mundo asumamos un primer y más importante cambio, que tiene que ser el cambio en el modelo de desarrollo. Un desarrollo que no se base en el consumo ilimitado de recursos naturales,  sino que tome en cuenta los límites ecosistémicos, la biodiversidad, los sistemas hidrológicos, en general, una relación respetuosa del hombre y la mujer con la naturaleza, es decir nuevos modos de vida que recuperen los de nuestros ancestros, el “buen vivir”, el sumaj kausay, pues es la única manera de mantener una perspectiva duradera para la humanidad.”
Más adelante se refieren a que las políticas públicas de los diversos países deben tomar en cuenta esta situación y reiteran el impacto negativo de las industrias extractivas en relación al medio ambiente.
Los firmantes expresan su  exigencia   a sus  gobiernos para “ que dejen de tomar “supuestas” medidas para “reactivar” la economía,  que sólo desregulan las exigencias ambientales y sociales para las inversiones, por la presión de las empresas extractivas, evitando una adecuada fiscalización y evaluación ambiental de ellas, afectando así la vida y salud de las personas especialmente de los pueblos indígenas, de sus derechos colectivos y su futuro.”
Termina e texto reiterando la expectativa y esperanzan en que “ el espacio de la COP 20 sirva verdaderamente para tomar conciencia de las decisiones de nuestros gobiernos, privilegiando las estrategias de mitigación respecto del cambio climático en favor de la naturaleza que nos rodea, la vida de las personas y de nuestras próximas generaciones, de lo contrario será una nueva oportunidad perdida.”

Texto completo en el siguiente vínculo: IGLESIA Y MINERÍA

Reacciones:

0 comentarios:

QUIENES SOMOS

Acompañando Jóvenes que construyen país es un programa de desarrollo de capacidades que combina estrategias de formación en los distritos conos de Lima y regiones del País, el cual es llevado a cabo por el Centro de Estudios y Publicaciones (CEP). Institución fundada con el apoyo del teólogo peruano Gustavo Gutiérrez y que busca contribuir con el desarrollo desde la perspectiva de la opción preferencial por los pobres.

Archivo

Chat

Vísitas

clocks for websitecontadores web

CEP

El Centro de Estudios y Publicaciones (CEP) se creó en Lima, en 1970, buscando aportar a la construcción de un país más justo y solidario desde un compromiso con los sectores más pobres del país, a través de la afirmación de una conciencia de derechos y obligaciones ciudadanas, valorando los procesos de crecimiento personal y humano como potencial de cambio, buscando contribuir a ser un elemento integrador y movilizador de un profundo compromiso social y teniendo como eje de referencia fundamental, la fe cristiana. En este horizonte, el CEP decidió centrar su trabajo en la formación de líderes sociales y en la publicación de libros, revistas y materiales educativos destinados a líderes eclesiales (religiosos y laicos), educadores, promotores, profesionales y cristianos comprometidos en una reflexión seria y permanente sobre los principales temas de debate hoy en nuestro país, en el mundo y en la Iglesia.

Programa Jóvenes CEP

Centro de Estudios y Publicaciones

Populares